TRAMAS

 

“Los Nudos comenzaron a abrirse a partir de 1988 y se convirtieron en “Desenlaces”, donde las formas,  al  expandirse lateralmente  por la superficie del cuadro  de manera ondulante y quebrada, seguían  manteniendo unos ritmos verticales  oblicuos. Se plasman de esta manera  unas fases sucesivas de las formas anudadas iniciales.

Aparece, con este modo de hacer, un nuevo ciclo en mi trabajo al que denomino el de “Las Tramas” por ser estas una especie de guías lineales del nuevo proceso plástico. Algunas “Tramas” fueron  “Sonoras” porque  los fuertes colores primarios  hacían las veces de timbres discordantes. Otras, en cambio, fueron “Tramas Calladas” donde “el silencio primigenio recuperaba importancias pasadas”, según frase de Antonio Leyva. Otras “Tramas”, finalmente, tendieron hacia una verticalidad

 

superadora de  tantos meandros y retrocesos. En esa verticalidad se apuntaba una nueva tendencia en los primeros años 90”.

Terreros. “Las fases de la obra” (fragmento)

“Terreros empieza su discurso con postulados metafísicos. Pero es en el expresionismo donde se funden abstracción y figuración: Con el cubismo la realidad se diversifica y se descoyunta… Las figuras actúan como si tuvieran superficies espejeantes… Se asiste, por eso, en la obra de Terreros, a un proceso de desmaterialización objetual  pues confronta plenitud y volumetría y los objetos se afirman y niegan al mismo tiempo”.

Carlos Pérez Montoya

 

Pinturas
 
 
 
 
         
 
 
         
 
 
         
 
 
         
 
 
         
 
 
         
Esculturas